martes, 3 de enero de 2012

Me gusta mi realidad, en la que vivo, no es un cuento de hadas, ni mucho menos, pero me gusta. Me gusta tropezarme una y otra vez con la misma piedra, me gusta decir ''lo siento'', me gusta hacer el ridículo y me gusta ser yo misma. Las cosas van pasando y hay veces que no se pueden remediar, pero te quiero, y lo sé y me da igual. No quiero atarme a nada y literalmente estoy ''atada con rejillas''. No tengo un principio ni un final. Ya no soy esa que agachaba la cabeza y se comía toas las broncas, ahora voy con la frente en alto y les mando a la mierda. Me encanta mi forma de ser y soy como quiero ser y a quien no le gusta, que no mire ;)
Pero eso si, hay ocasiones en las que derrumban mis muros y me hacen daño, ahí intento seguir adelante y vivir la vida. Porque la vida son solo dos días y si uno de ellos me lo paso escondida por miedo a la realidad, no valdría la pena. Asi soy yo, yo misma y sin ataduras, dispuesta a comerme el mundo y a equivocarme una y, otra y, otra vez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada